Share

BambinoVenezuelaVenezuela, un primer paso. El gobierno italiano comienza a tomar partido en contra de Maduro

de Luca Dassi (para Italiachiamaitalia.com)

Luego de años durante los cuales el gobierno italiano ha preferido mirar hacia otro lado, parecería que las cosas están cambiando y comienza a tomar partido contra el gobierno venezolano de Nicolás Maduro. Un gobierno que está destruyendo no solo el sistema productivo del país sudamericano, sino también los principios de la democracia y los derechos humanos. 

En Venezuela viven más de 130 mil italianos y varios millones de descendientes, que viven en condiciones desastrosas justamente a causa de la grave crisis política, económica y social que vive el país. Nuestros connacionales viven en una situación verdaderamente trágica, denunciada en varias ocasiones por el MAIE, tanto dentro como fuera del Parlamento italiano así como frente a altos niveles institucionales. Lamentablemente, los instrumentos que el gobierno italiano quiere aplicar para ayudar a la colectividad italiana en Venezuela no son ni eficientes ni eficaces.

El Diputado Ricardo Merlo, Presidente del Maie - Movimiento Asociativo Italianos en el Exterior, que hace apenas algunas semanas estuvo en Venezuela para visitar a la comunidad italiana y conocer personalmente la gravedad de la situación, ha declarado a través de una nota: "Las medicinas que se envían difícilmente llegarán a destino, porque el gobierno de Maduro hará cualquier cosa para impedirlo. Aceptar medicinas significaría reconocer a nivel internacional un estado de emergencia, algo que no planea realizar. Luego, está el problema de las jubilaciones italianas, que en Venezuela está vinculado a la política cambiaria - destaca Merlo -. Hoy, nuestros jubilados reciben en promedio 10 euros al mes. Una vergüenza". Para Merlo, hasta este momento el gobierno de Renzi "ignoró completamente esta situación dramática. La única solución eficaz sería que los jubilados en Venezuela recibiesen directamente euros o bolivares, no al cambio oficial actual ni al "cambio correcto", sino al cambio real de mercado. Pero la propuesta es demasiado ambiciosa, dado que no podemos intervenir en un asunto que excede nuentras esfera de operatividad. El problema de las sumas miserables que están recibiendo los jubilados ítalo-venezolanos es culpa de la política cambiaria del país, la cual depende de Maduro y no del gobierno Italiano".

Ricky Filosa, Coordinador MAIE en América Central y el Caribe, recuerda que durante la última reunión entre el MAIE y el gobierno italiano, que se desarrolló en la Farnesina con el Subsecretario de Asuntos Exteriores Amendola, el Movimiento Asociativo Italianos en el Exterior "indicó de forma clara el camino que la Italia podría elegir para ayudar concretamente a nuestros connacionales en Venezuela, es decir la asistencia directa. En pocas palabras, poner euros en los bolsillos de nuestros connacionales necesitados, nuestros jubilados, pero no solo ellos. Ayudarlos verdaderamente y no ofrecer solo palabras. Esperamos vivamente - agrega Filosa - que el gobierno escuche nuestros pedidos prontamente, o observaremos todavía el "teatro" de la política, hecho con órdenes del día, resoluciones y viajes de delegaciones parlamentarias que, como todos sabemos, no sirven para nada”. “Es verdad – concluye Ricky Filosa – que hoy, si en Italia se está comenzando a pensar en escuchar a nuestros connacionales en Venezuela, es porque el MAIE, guste o no, dicta la agenda política en los temas referidos a los italianos en el mundo. Esto es un hecho. Lo hace en el territorio, en el Parlamento, dentro de las instituciones. El MAIE corre y el resto, en el mejor de los casos, lo siguen".

Entonces, el MAIE se reafirma en la oposición a un gobierno que siempre demostró no comprender la importancia de los italianos en el exterior. Un Poder ejecutivo, guiado por Matteo Renzi, que hasta hoy ha dado a los italianos en el exterior solo recortes y nuevos impuestos. "Esperemos que el gobierno de Renzi ofrezca respuestas serias a los italianos en el mundo y que haya una política para los italianos en el mundo que contemple los problemas importantes para resolver, como el impuesto a la ciudadanía, la red consular, la promoción de la lengua italiana, el IMU. Además, deberían reabrir las sedes diplomáticas cerradas al improviso, equivocadamente, como la Embajada de Italia o el Consulado en Montevideo. Si el gobierno de Renzi propone soluciones concretas, el MAIE – concluye Merlo – no tendría prejuicios para acompañarlo”.

Share

BUSCAR EN EL SITIO

TRADUCIR ESTA PÁGINA

 

ARCHIVO DE NOTICIAS

Questo sito utilizza cookie di profilazione, eventualmente anche di terze parti. Questo sito o gli strumenti terzi da questo utilizzati si avvalgono di cookie necessari al funzionamento ed utili alle finalità illustrate nella cookie policy. Chiudendo questo banner, scorrendo questa pagina, cliccando su un link o proseguendo la navigazione in altra maniera, acconsenti all’uso dei cookie. Se vuoi saperne di più consulta la cookie policy.
x

Login Form